Y saltó

Era casi la media noche cuando un cuerpo cortó a Eolo para terminar disolviéndose en el río, sin convertirse en espuma, sin buscar una purificación, era media noche cuando tocó el fondo y sus huesos dejaron de ser tan yertos y se fragmentaron en más pedazos que un mosaico.
 

Pietà

Antes de comenzar debo admitir que no sé lo suficiente para hablar sobre arte o estoy capacitado para escribir un epílogo y hoy haré ambas en una de las notas que más trabajo me ha de costar, quiero añadir que no sé más de la vida que ustedes y escribo esto porque necesito sacarlo de mi pecho.
 

La pérdida de la humanidad

 

I.

Tarde, como siempre pero eso ya no es sorpresa o ¿sí? 
 

El puñal y el corazón

Ni hablar mujer, tú traes puñal
Ni hablar mujer, no me quieres perdonar