El puñal y el corazón

Ni hablar mujer, tú traes puñal
Ni hablar mujer, no me quieres perdonar
 

Reflexión necrológica para el Quijote

Uno de los días más estresantes de la FILEM nos fuimos a dar una vuelta por la feria para poder descansar un poco las ideas y poder solucionar lo que aún no tenía respuesta. Fuimos llamados por las voces de unos actores que invitaban a tomar un lugar en el imaginario donde la obra sería realizada y justo eso hicimos.