¿Ya conoces a la niña taco?

 

¿No sabes que té tomar y para qué?

 

¿Te gusta el café pero no soportas el calor?

 
Café con lecha condensada:
La leche condensada es una excelente alternativa para agregar a tu café frío porque lo hace más dulce y sin perder su consistencia.
Ingredientes:
1 cucharada de café
3/4 taza de agua
Leche condensada al gusto
Para preparar esta bebida necesitas colocar la cucharada de café en un recipiente junto con el agua hirviendo y después agitar con una cuchara hasta que el polvo esté bien diluido. Luego mételo al congelador para que se enfríe y una vez que esté a la temperatura más fresca, agrega la leche condensada y unos cuantos hielos.
 

Botanitas para ver pelis